Hno. Carlos Torres Gándara, Yucatán El Terrible

Por el Hno. Capitán Jorge Schaerer Contreras Tai Fung

Botella al hermano Peletero Mario Carrasco, Cirujano Barbero por muchos años, pocos días antes del zarpe a la Eternidad del hermano Yucatán

¿Y me vas a decir que no eres hermano...... siendo uno de los mejores? ¿Cuántos hermanos de provincias recuerdan a la Nao Chicureo por tu visita junto a Américo cuando estaban solos en un hospital o clínica en Santiago?

Carlos Torres está ya en la etapa final de su vida, y me agrada saber que el estado, la sociedad, se preocupa de hacerla más llevadera, sin importar el dinero o la condición social que se tenga. Diversas instituciones de caridad también lo hacen, pero me molestan porque considero que es un derecho de las personas. Finalmente, la muerte nos iguala. Polvo somos y en polvo nos convertimos, como reveló su amigo Eridu, cuando Gilgamish le preguntó por el secreto de la muerte. Así lo relató hace 6000 años, en el libro que nos legó con sus memorias.

Recuerdo a Carlos como muy antiguo hermano, culto, de buena situación económica a pesar de su espíritu aventurero. Es hijo del almirante Carlos Torres Hevia, ex Comandante en Jefe de la Armada (1948-1952), ministro del interior del presidente Ibáñez y presidente de la Liga Marítima de Chile que inspiró en algunos alumnos del curso de patrones de yates la idea de crear una institución con las características que tuvo la Hermandad de la Costa, y las ha perdido.

Mi padre decía que el movimiento se prueba andando. La hermandad también. Tú demuestras tu condición de hermano ejerciéndola. Junto con Américo eres un ejemplo para todos.

Un abrazo fraternal

Tai Fung